jueves, 4 de septiembre de 2008

Campon de Antrialgo y Huerta San benito: nuevos conceptos en turismo rural


Hace tiempo que no dedicábamos un post al turismo rural. Y que mejor ocasión que irnos al corazón del Principado de Asturias. Concretamente al concejo o municipio de Piloña, a la localidad de Antrialgo.
Antrialgo, que solo alcanza la categoría de aldea, tiene solo 90 habitantes. Y es en esta pequeña localidad donde nuestro amigo Juan Otero, regenta y gestiona una serie de alojamientos donde la calidad de los establecimientos es realmente espectacular.
Piloña, al municipio que pertenece Antrialgo, es uno de los concejos más bellos de Asturias. Cercano al famoso río Sella, es cruzado además por multitud de ríos como el Tendi, el Color o el Infierno. El paisaje esta conformado por extensos bosques de castaños, hayas, robles, acebos, tejos, alisos, sauces, fresnos y sobre todo, avellanos.
El paisaje es además eminentemente montañoso con picos de altura media de entre 1000 y 1400 metros. Posee además una riqueza faunística importante donde destaca el famoso caballo asturiano de raza Asturcón.
Lo que nos ofrece Juan, son unos alojamientos para aprovechar las bondades de esta zona. En Campón de Antrialgo, se ofrecen dos viviendas con distintas capacidades:
-La Casa Mirador: para 4 personas, con todas las comodidades que se puedan imaginar: TV, DVD, biblioteca, juegos de mesa, etc.
-La Casa Azul: con las misma comodidades que la anterior, pero con capacidad para 6 personas. Cuenta además con un amplio jardín cerrado.
La segunda opción que nos ofrece Rural Value, empresa de Juan, y para mi la joya de la corona, son las casas de la Huerta de San Benito.
Este conjunto de alojamientos rurales, surgidos de unas ruinas, rehabilitadas y decoradas de una forma soberbia por el interiorista Miguel Ángel Blanco Rodríguez, lo componen tres casas.
-Lin de Pepa: con 2 habitaciones dobles y dos baños. Capacidad para 4/6 personas.
-Tía Elisa: 2 habitaciones dobles y 1 baño. Capacidad para 4 personas.
-Luz Vega: 2 habitaciones y capacidad para 4 personas.



En cualquiera de los alojamientos, se ofrece al visitante un directorio de restaurantes y lugares de interés como los cercanos Lagos de Covadonga. Además, Juan Otero se denomina a si mismo como un hard-user de la tecnología y eso se nota en sus casas: Wifi gratuito en las instalaciones. Este último punto me parece increíble, ya que se iguala a barrios como Chueca en Madrid, o a ciudades como Llanes en Asturias. El uso de la tecnología se nota también en sus páginas web donde se proporciona las coordenadas GPS para llegar a los alojamientos.
Otro tema muy importante, son los precios. Al ver los alojamientos, las calidades y los servicios que se ofrecen, podemos pensar como siempre que encontramos algo parecido o simplemente algo que nos entra por los ojos, que el precio será desorbitado. Pues no, el precio de los alojamientos me parece muy moderado, ya que la calidad es altísima.
Hace poco leí como a Juan le llamaban pionero, y creo que estoy de acuerdo. Sus alojamientos son una vuelta de tuerca importante y un cambio digno de mención a lo que estamos acostumbrados en cuanto al turismo rural.
Os dejo un video para que conozcais un poco más a Juan y a sus alojamientos.



1 comentario:

Juan Otero dijo...

Hummm, que comentarios más agradables hace David. Bueno, nuestras casas tienen también sus defectos y un servidor también. Mi intención es promover situaciones que nos hagan ver cosas diferentes a todos, no a nuestros negocios.En cualquier caso, siempre estaré pendiente de todo lo que digan los clientes.
Un fuerte abrazo
Juan